lunes, 20 de septiembre de 2010

La telefonía apesta cada vez más


¿Estás contento/a con tu adsl? ¿Con tu factura de móvil? ¿En serio? ¿De verdad estás contento? ¿Nunca te ha dolido la cabeza por una factura errónea?
Pues yo no y creo que aunque pasen cien años en España nunca se podría estar contento con los servicios de telefonía, adsl, internet,... etc que ofrecen nuestros operadores. Nunca antes ha sido tan necesario comunicarse ya sea por una llamada, por un tweet, por un sms o por cualquier cosa que implique usar un ordenador o un móvil o cualquier aparato electrónico que sea capaz de conectarse a internet. Ono amenaza a sus usuarios (ver enlace) Orange intenta estafar a sus clientes intentando cobrar llamadas falsas (ver enlace) a telefónica convertida ahora en movistar le meten una multa con la que yo y varias generaciones mías podríamos vivir a cuerpo de rey (ver enlace). Podríamos seguir poniendo casos, incluso podríamos preguntar aleatoriamente a personas por la calle si todo va sobre ruedas con su móvil o su adsl la respuesta sería la misma siempre. Puedes tener un cierto grado de satisfacción en un momento concreto en el que tu operador te regala un teléfono nuevo, te aumenta la velocidad de tu adsl o incluso cuando te hace alguna oferta pero esto no es "lo bueno", lo bueno sería que alguién pudiese decir abiertamente "estoy contento con mi operador porque nunca he tenido un problema" a día de hoy eso es imposible y quien diga eso miente descaradamente.
Yo me pregunto por qué es tan difícil mantener a un cliente contento, tienen departamentos de calidad para que el servicio sea correcto y bueno, se gastan millonadas en campañas de "llamemos a todas horas a todo el mundo" con personas subcontratadas y mal pagadas cuando lo único que tiene que hacer es mantener a un cliente contento. Algo tan simple como asumir que has cometido un error con un cliente e intentar subsanarlo te hará ganar un cliente o varios. Algo tan sencillo como intentar cobrar algo que no debes hará que el cliente no solo no quiera estar en la compañía X sino que ese cliente conseguirá que amigos, familiares y conocidos no fichen por la compañía X nunca.
La degeneración en la atención al cliente cada vez es mayor y lo peor es que a los grandes les da igual llegará el momento que la única comunicación que puedas hacer sin que te timen o te roben sea con un teléfono como el de la foto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario