domingo, 26 de diciembre de 2010

Pablo Soto, una persona interesante

Hace tiempo que vengo oyendo hablar de un tal Pablo Soto por twitter, facebook, periódicos,... etc y hoy me ha entrado la curiosidad de investigar quién es esta persona. Este muchacho es un programador que ha creado varios programas relacionados con p2p y un buscador que encuentra ficheros de todo tipo (mp3, peliculas,...). No vamos a profundizar en su trabajo, el que lo quiera hacer simplemente que visite su blog donde hay mucha información referente.
Esta introducción me ha llevado a pensar en muchas barbaridades, a Pablo le acusan de competencia desleal entre otras cosas y le reclaman hasta 13 millones de euros en concepto de daños y perjuicios.
Estas demandas han sido puestas por discográficas debido a que Pablo inventó un software que servia para descargar a través de p2p que junto con su buscador foofind convierten a cualquier ordenador en una maquina de descargas (por llamarlo de alguna manera). La base de estas demandas tan estúpidas como infundadas son el hecho de que haya personas que se descarguen su software para realizar descargas de música, películas u otros ficheros.
Después de ponernos en antecedentes yo me pregunto varias cosas. Supongamos que yo fabrico escopetas para las casetas de los feriantes, son un arma que sólo es vendida a feriantes porque la he fabricado así experesamente, ¿Sería ético que me acusaran a mi de asesinato si con esa escopeta se comete un crimen? creo que no... yo solo he fabricado una herramienta que sirve para un propósito que es derribar patos de feria si tu la usas con algún propósito distinto ¿a mi que me cuentas? De la misma manera si yo soy un vendedor de fertilizantes y tu los usas para aliñar tu sopa y te da dolor de barriga o te mueres por comer cosas que no debes ¿yo soy el culpable?
Podría poner muchos ejemplos más pero todos derivan en lo mismo, me acusan de asesinato por fabricar cuchillos de cocina.
Desde el criticador animamos a Pablo a que siga fabricando y creando toso aquello que se le pase por la mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario